Irrigador bucal para una buena higiene bucodental

en Info al paciente | 0 comentarios

El irrigador bucal se ha convertido en una pieza fundamental imprescindible para higienizar de una forma correcta nuestra boca, ya que conseguimos una profunda limpieza de toda la cavidad bucal. Y queremos advertirte que este aparato no sustituye al cepillado, sino que es un complemento más en la higiene bucal.

irrigador bucal lacer hidro
Irrigadores dentales existen de muchas marcas y tipos pero, si quieres uno de confianza te recomendamos preguntar a tu dentista cual es el más adecuado. Nosotros en este caso te aconsejamos el irrigador de Lacer Hidro.

 

Los irrigadores bucales son fáciles de manejar y están formados por varias partes:

  • Una cuba que llenaremos de agua o de agua con enjuague bucal para obtener un sabor más fresco. En el caso que tengas sensibilidad puedes usar agua tibia.
  • Un mango conectado a la cuba en el que introduciremos la punta deseada según el tipo de chorro que necesitemos.
  • Un cuadro de mandos en el frontal del irrigador desde el cual controlaremos la intensidad del chorro, y un botón de apagado y encendido.
  • Puntas o cabezales diversos: limpiador lingual, cabezal para periodoncia y para masajes, chorro directo, incluso hay algunos que traen cabezales de cepillo eléctrico.

  1. Limpieza general de la boca: mucosa, espacios interdentales, lengua, espacios subgingival y encías.
  2. Implantes, puentes fijos, puentes extraíbles y fundas: el uso del irrigador bucal es fundamental en el caso que se requiere una limpieza extrema de todas las piezas dentales y espacios interdentales.
  3. Ortodoncia: utilizar irrigadores bucales en portadores de ortodoncia se previene la aparición de ulceraciones y aftas, al igual que evitaremos la incidencia de caries y cuidamos de las encías.
  4. Enfermedad periodontal: es fundamental para el mantenimiento de la higiene en zonas tratadas de enfermedad periodontal para evitar una mayor pérdida de hueso y como consecuencia la pérdida prematura de piezas dentales.

  • Previene la caries: el buen uso del irrigador remueve  la placa dental en profundidad y previene así la caries dental
  • Cuida de las mucosas orales: la falta de limpieza de la cavidad bucal puede originar problemas en las mucosas, sensación de ardor y/o dolor. La utilización del irrigador dental proporciona una limpieza en profundidad de toda la cavidad bucal manteniendo las mucosas orales limpias y cuidadas.
  • Ayuda a eliminar las bacterias de la lengua: en la lengua se acumula la mayor cantidad de bacterias de la cavidad bucal, muchas de ellas relacionadas con el mal aliento o halitosis. El irrigador con el cabezal específico de limpiador lingual ayuda a eliminar las bacterias de la lengua y los restos de alimentos.
  • Evita la inflamación de las encías: la higiene de los espacios interdentales y de los espacios subgingivales previene el sangrado gingival e inflamación, mejorando la salud de las encías.
  • Limpia y cuida de implantes, coronas, aparatos de ortodoncia, puentes fijos y puentes extraíbles: en todos estos casos, debido al uso de prótesis artificiales, la acumulación de placa es mayor y se crean nuevos espacios y zonas de difícil acceso que precisan una estricta higiene bucodental. El irrigador bucal permite esta limpieza y cuidado completo de la boca y de las prótesis.
  • Impide la enfermedad periodontal: mantiene tu hueso maxilar y mandibular tras el tratamiento periodontal, para que tus dientes permanezcan mucho tiempo en tu boca.

¿Utilizas ya algún irrigador bucal? Cuéntanos tu experiencia, y si tienes alguna pregunta no dudes en consultarnos.

 

Publicar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga una mejor experiencia como usuario. Tanto si acepta como si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies